Esta página (y los documentos que cuelgan de ella) son un intento de hacerte ahorrar tiempo en la redacción de tu TFG/TFM si vas a hacerlo en la rama de ingeniería industrial. Quiero que obtengas la máxima nota posible con el mínimo esfuerzo y que aprendas algo que te sea útil en la vida “post-estudios”. Lo que viene a continuación es un documento largo. Te llevará 15 minutos leerlo, pero te ahorrará decenas de horas.

La estructura de este documento es la siguiente:

Un trabajo fin de grado(TFG) o una tesina fin de máster (TFM) es un documento (1) académico (2) que se escribe con procesador de textos(3) con un contenido(4) no muy relevante, porque es la estructura (5) y la forma (6) la que definirá la nota…

Pero, antes de ponernos en materia, te propongo que leas un poco de rollo ( para que sufras lo que yo he de sufrir).

Cree el escritor no experimentado que lo que más influye en la evaluación de un trabajo académico es el contenido. ¡Sea Anatema! Ningún evaluador intentará encontrar contenido en un material sin un aspecto formal.

Creen los alumnos que escuchan a otros alumnos que lo importante en la evaluación de un trabajo es el número de páginas que imprimes o incluso el profesor que lo dirige (algo de verdad hay, pero no tanto como crees).

Porque es la estructura y la forma del documento lo que realmente define la nota que obtendrás.

Para identificar  bajo una mala presentación un buen contenido hace falta gente muy preparada dedicándole mucho tiempo a un único trabajo.

Por el contrario, una buena presentación con una buena estructura exigiría del tribunal la lectura con detalle del documento para no poner una nota suficientemente alta.

Así, que lo normal es que una mala forma o una mala estructura acabe en una mala nota, independientemente del contenido objetivo (sinceramente: la mayor parte de las veces no se puede encontrar dicho contenido objetivo).

Las recomendaciones de este texto, valen para muchos contenidos, según me dicen  algunos de los que dicen haberlas seguido, pero están hechas para trabajos de protoingenieros (PFCs, TFMs, TFGs) en el ámbito de la ingeniería industrial.

Las reflexiones que hago son el resultado de haber dirigido casi dos centenares de trabajos. Son reflexiones que no te interesan. Tú eres un ingeniero, y para tí lo importante es el contenido. ( ¡¡ imagínate tener que revisar y corregir centenares de páginas de decenas de trabajos iguales con reflexiones de similar relevancia..!!.)

Ahora paso a darte mis recomendaciones.

Estructura de mis recomendaciones
Un PFC, TFG, TFM es un documento (1) académico (2) que se escribe con procesador de textos(3) con un contenido(4) no muy relevante, porque es la estructura (5) y la forma (6) la que definirá la nota… que es de lo que se trata porque es un documento académico que …
 1. Documento
Es un documento!!! No es un conjunto de slides y fotos… 
Aprende a escribir. Desafortunadamente nunca te enseñaron a hacer frases con sentido, en muchos casos ni siquiera con sujeto verbo y predicado.  Te recomiendo  que leas esta guía sobre cómo escribir proyectos fin de carrera, y otros documentos técnicos.
2.Académico
Es académico: El cliente es la academia (ya sea la escuela, un profesor o una comisión). Ha de ser bueno según el que lo evalúa, no según tu (siempre particular y discutible) sentido estético.
Se trata de que le demuestres a la academia que has trabajado de acuerdo a lo que se espera de ti.
Con orden y con-cierto. Comprueba en tu escuela, departamento y facultad cuales son los usos y costumbres. Y no hagas lo que crees sino lo que debes. En la ETSII de la UPV existen unas rúbricas interesantes.
3. Se escribe con procesador de textos.
Así que lo primero que debes aprender a hacer es escribir con procesador de textos.
Aprende a usar el MSWord. Esa herramienta que nuestro sistema educativo cree que conoces (y tú también) pero que utilizas como una máquina de escribir sin tipex.
Entre las muchas cosas que hay que aprender especialmente está la  la vista esquema del word  que te facilitará la vida cuando hagas el índice. Aprende a utilizar un gestor de referencias bibliográficas como el Mendeley. También te puede resultar muy interesante saber cómo utilizar la herramienta coordinar correspondencia.
4. El contenido.
Sí también  tiene que tener un cierto contenido.
Mi experiencia tiene mucho que ver con trabajos que documentan trabajos de ingenieros en empresas.
Mi experiencia dice que en el momento de definir el contenido puedes estar en dos situaciones muy muy distintas: el proyecto esté muy claro y el proyecto no esté nada claro.
4.1 El contenido cuando el proyecto está muy claro
 Hay muchos tipos de esquemas  de PFC, TFG y TFM. Mira a ver cual te cuadra más antes de lanzarte a escribir. Si tienes algo que es clarísimamente objeto de un PFC/TFM/TFG, no tendrás mucho problemas, pero ponte a escribir desde el primer minuto. Cada día que pierdas sin escribir una página es una semana que te costará de más al acabar las prácticas.
4.2 El contenido cuando el proyecto no está muy claro
Esto es lo más habitual. Tras haber trabajado en una empresa y haber aprendido mucho, y haber sido muy interesante tu estancia quieres hacer un trabajo sobre la empresa en la que has hecho prácticas o en la que trabajas pero …
a) No has hecho nada en concreto aunque has ayudado mucho a mejorar la empresa.
b) Lo que has hecho no sirve para hacer un proyecto pero has tenido muchas ideas.
c) Te han dejado caer en un sitio y te han dicho que hagas algo muy concreto aplicado a mejorar la productividad de un área.
Si los casos a y b son complicados para hacer un trabajo académico, el peor de todos es el c.
A efectos de desarrollar tu documento estás mucho peor de lo que crees. Pues crees que tienes algo pero no es verdad. Me explico: te han mandado que hagas algo (que ejecutes y no que planifiques) en función de un análisis preexistente (que desconoces) según una metodología predefinida, (y por tanto no has podido elegir opciones). Lo peor es que al ejecutarlo has aprendido mucho pero ya está ejecutado. Es decir no sirve como proyecto. Como mucho como memoria de implantación.
Mi estrategia en estos tres casos es que hagas un proyecto, al margen de lo que te pidió la empresa, proponiéndole qué harías tú si te contrataran. He de decir que en muchos casos  han contratado al alumno para que haga lo propuesto).
5. La estructura
Cualquier documento de este estilo tiene capítulos. El primero siempre es el de introducción (es el último que se escribe). El último es el de conclusiones (es el penúltimo que se escribe). Ambos (introducción y conclusión) nos orientan sobre lo de “en medio” que, en general es:
  • Descripción del entorno/empresa/sección
  • Resumen de la teoría que se va a utilizar en el proyecto.
  • Planteamiento del Problema a resolver.
  • Desarrollo de alternativas, Evaluación y Selección.
  • Diseño detallado (incluyendo planes de implantación, planos, formación, pliegos de condiciones, planes de contingencia, presupuesto…)
  • Además cada capítulo tendrá apartados. El primero siempre es el de introducción (es el último que se escribe). El último es el de conclusiones (es el penúltimo que se escribe) y ambos dos hablan de lo de en medio.

Una introducción nos indica qué pretendemos, qué sabemos, cómo vamos a hacer lo que pretendemos y qué estructura tiene lo que queda de documento. Una conclusión indica qué hemos hecho, qué hemos aprendido y qué nos queda por hacer. Lo de en medio, ya depende demasiado del contenido.

Pongo a continuación algunas estructuras.

Cuando no tienes claro qué es lo que vas a hacer, lo que ocurre es que tienes un montón de cosas que hacer/describir. La estructura de este tipo de proyectos puede ser enfocada de dos maneras. A partir de este trabajo de búsqueda de oportunidades surgen dos alternativas para redactarlas.
  • La alternativa “bottom-up” en la que observas incidencias y propones un plan de mejoras (Aquí tienes un borrador).
  • La otra alternativa “top-down” en la que haces un análisis estratégico y propones un plan estratégico(Aquí tienes un borrador)
Puede ser que tengas claro qué vas a escribir. En ese caso aquí tienes dos borradores de word que te pueden ser útiles
Miratelas, habla con tu director y decide cual es la más adecuada.
6. Recuerda que la forma es lo que te va a evaluar.
6.1 Algunas generalidades
Mucha gente cree que la forma viene después del contenido. Yo no. La mayor parte de los alumnos que no comienzan por la forma pierden miserablemente el tiempo creando documentos dispersos e inútiles que luego han de rehacer, porque no hay manera de darles  forma.
 6.2 Cosas Generales en las que solemos fallar (y no deberíamos)
  • Que no haya un índice (o tabla de contenido).
  • Que el índice no se pueda leer autónomamente.
  • Capítulos con mucha profundidad en el índice y otros sin profundidad.
  • Capítulos de 50 páginas y capítulos de 10 páginas.
  • Que parezca un catálogo con fotos que parecen para decorar
  • Que no haya encabezado y pié de página
  • Que no haya tablas
6.3 Algunas particularidades
Si lo que estás haciendo es la TFM del Master IAPLCS de la UPV estás son las normas de estilo oficiales. Aunque no estés en el MUIALPCS te viene bien que lo hagas.
 Si lo que vas a hacer es la tesina fin de master asociada a MGEPS, mírate estos vídeos.
  • 7. Epílogo
    Si has llegado hasta aquí, y esto te ha resultado interesante, o ves algún punto de mejora, te agradeceré que me des unas palmaditas en la espalda a través de mi correo electrónico -jpgarcia[arroba] omp[point]upv[punkt]es -, indicándome qué te ha gustado y qué mejorarías.